[Total:1    Promedio:5/5]

La boca juega un papel fundamental en nuestra salud y bienestar general, es por eso que, desde dentia, queremos que estéis informados de todo lo que es importante para vuestra salud y, en concreto, para la salud de vuestra boca. Para cumplir este objetivo, queremos compartir con todos vosotros diferentes temas que os puedan interesar acerca de cómo mejorar vuestra salud bucodental.

Para ello, contaremos con los consejos de nuestros expertos que, basado en su experiencia, os irán informando de todo lo que es importante para la salud de vuestra boca.

Esperemos que os sean de ayuda. Hoy continuaremos hablando sobre:

FALSOS MITOS EN ODONTOLOGÍA (Parte 2)

Por las doctoras Alba Gómez y Ana San José

6. El blanqueamiento dental desgasta y malogra los dientes

Otro error muy típico. En realidad, los agentes blanqueantes contienen peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida. Estos productos se descomponen entrando el oxígeno en el esmalte dental y, como resultado, se aclara.

Cuando el blanqueamiento es aplicado de una forma correcta y con productos de buena calidad, no tienen por qué existir riesgos. El dentista informará de las pautas a seguir y del tiempo máximo de utilización. Siguiendo estas pautas, el daño realizado a la pulpa dental (nervio) será nulo.

7. Los implantes son para toda la vida

Si, en principio esto es cierto pero, pueden existir ciertos casos de fracasos en la integración en hueso de implantes, ya que si éstos no se cuidan correctamente, pueden durar menos de lo previsto.

Es importante saber que el paciente debe cuidar su salud dental en general, tanto dientes como implantes, con una buena higiene y realizando visitas de control y mantenimiento periodontal e implantológico, ya que los implantes pueden sufrir enfermedades al igual que nuestros dientes, como son inflamaciones, mucositis, o infecciones  como la llamada periimplantitis, cuando las bacterias se quedan en lo que llamaríamos “raíz” del implante, entre las espiras, similar a la periodontitis en los dientes convencionales. Por estas razones entre otras, es esencial mantener una correcta higiene y controlar los factores de riesgo, como el tabaco. Si seguimos las indicaciones y consejos de nuestro dentista,  nuestros implantes durarán muchos años.

8. Todos los colutorios son válidos

¡Error!. Muchos de ellos contienen alcohol y son abrasivos en su uso continuado. Hay que fijarse en que tengan un 0% de contenido en alcohol y es bueno que contengan un pequeño porcentaje de clorhexidina. Este compuesto es favorable para las personas con problemas en las encías, disminuyendo el sangrado y mejorando su estado bucal.

Por supuesto, en nuestras clínicas encontrarás muestras de diferentes tipos de colutorios que se amoldarán a tu situación, también acompañados de pastas dentífricas adecuadas ya que no todas son iguales de válidas, y al igual que otros productos que usamos en nuestra vida diaria, cada persona necesita el suyo personal y adaptado a sus necesidades específicas.

Y no nos olvidemos de los más pequeños, que necesitan pastas y colutorios, con una cantidad de flúor específica para ellos según su edad.

9. La ortodoncia en adultos no es efectiva

Éste es otro de los mitos que más inducen a error. La ortodoncia se puede realizar a cualquier edad dando buenos resultados, ya que el tratamiento ortodóncico, como su nombre indica, repara los defectos a nivel dentario y éstos se pueden corregir a cualquier edad, si bien es cierto que en los niños puede resultar más sencillo.

Lo que no se puede corregir es los defectos ortopédicos del hueso, como por ejemplo, tener un maxilar pequeño. En estos casos es necesario diagnosticarlos a tiempo, puesto que en las edades de crecimiento es el momento de actuar.

Aun así, para salir de dudas, es recomendable consultar con su ortodoncista especializado, para que le realice un estudio personalizado de su caso.

10. Las  muelas del juicio son imprescindibles en la masticación

No es cierto. Hace miles de años los hombres usaban sus 32 piezas dentales para facilitar la digestión de los alimentos. Sin embargo el cambio en la dieta y hábitos provocó la adaptación que cambió la morfología de la cara volviéndola más estrecha e impidiendo que los últimos molares emergieran. Por lo tanto, podemos afirmar que para una correcta masticación basta con los dos molares anteriores a las muelas del juicio, y que éstas con la evolución tenderán a desaparecer.

 

Esperamos haber ayudado a resolver algunas dudas acerca de vuestra salud bucodental y, por supuesto, ante cualquier duda, acude a tu dentista, ¡tu boca te lo agradecerá y serás más feliz!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies