[Total:1    Promedio:5/5]

La boca juega un papel fundamental en nuestra salud y bienestar general, es por eso que, desde dentia, queremos que estéis informados de todo lo que es importante para vuestra salud y, en concreto, para la salud de vuestra boca. Para cumplir este objetivo, queremos compartir con todos vosotros diferentes temas que os puedan interesar acerca de cómo mejorar vuestra salud bucodental.

Para ello, contaremos con los consejos de nuestros expertos que, basado en su experiencia, os irán informando de todo lo que es importante para la salud de vuestra boca.

Esperemos que os sean de ayuda. Hoy hablaremos sobre:

FALSOS MITOS EN ODONTOLOGÍA (Parte 1)

Por la doctoras Alba Gómez y Ana San José

Como en tantos otros temas relacionados con la salud, en la odontología existen falsos mitos y, lo que podríamos llamar leyendas populares, relacionados con diferentes aspectos de nuestra boca. Las caries, la higiene, las distintas técnicas que se utilizan,… infinidad de cuestiones de mayor o menor importancia, sobre las que creemos que es interesante despejar algunas dudas y profundizar en su conocimiento.

Para ello, vamos a intentar desmitificar algunos de los más usuales.

1. Las limpiezas dentales dañan el esmalte dentario

Este es un falso mito muy extendido y totalmente equivocado. Muy al contrario, una de las consecuencias de una deficiente higiene dental, es la aparición de placa bacteriana, adherida a la superficie de los dientes. El sarro se produce como consecuencia de dicha placa bacteriana calcificada, endurecida por la saliva, por lo que es conveniente, además de mantener una correcta higiene bucodental diaria, realizarse una limpieza al año como mínimo (siempre es aconsejable dos), dependiendo del PH de la saliva, ya que la acumulación de sarro favorece la formación de cálculo, el cual ya no es posible eliminar con el cepillado diario. Eso daña a las encías, favoreciendo su sangrado e inflamación,  y es más fácil la aparición de caries.

2. Un diente empastado ya no sufrirá más caries

Falso. Cuando se realiza un empaste (u obturación) se elimina el tejido dental que está cariado y se sustituye por una resina compuesta (composite). Sin embargo si no se mantiene una correcta y constante higiene, dicho empaste puede filtrarse y el mismo diente sufrir de nuevo caries.

3. Los dientes endodonciados no pueden volver a desarrollar caries

De nuevo falso. Al igual que los dientes sin endodonciar, si no mantienes una correcta higiene dental diaria, pueden volverse a cariar aunque el nervio haya sido eliminado. Para entenderlo mejor, pensemos que un empaste es útil y eficaz contra la caries existente, pero no previene una futura caries. En los dientes endodonciados ocurre igual, incluso teniendo el nervio muerto, nuestros dientes son susceptibles a las caries, ya que siguen formando parte de nuestra dentadura.

4. Si las encías sangran, es mejor no cepillarse

Cuidado, es totalmente erróneo. Una encía sana nunca sangra, por lo tanto cuando hay sangrado al cepillado es signo de inflamación gingival (gingivitis). Podríamos decir que el sangrado es un signo de alerta, algo no va bien: la encía está enferma. Esto puede estar causado por muchos factores, entre ellos los mas frecuentes son la presencia de placa, trastornos hormonales o el consumo de ciertos medicamentos. La solución a este problema simplemente es el cepillado habitual y minucioso, prestando sobre todo atención al surco entre el diente y la encía y, muy importante además, la limpieza que se realiza en la consulta dental. De ahí la importancia de visitar al dentista como mínimo 1 vez al año. Recordad siempre que la prevención es la mejor solución.

5. No hay que curar las caries en los dientes de leche, puesto que se caen y salen los definitivos

Falso. Si no se tratan los dientes temporales con caries, además de los posibles episodios de infección que puede sufrir el niño, el diente terminará por perderse antes de la fecha programada, por lo que los dientes adyacentes se desplazarán, perdiendo espacio y ocasionando en un futuro maloclusiones cuyo tratamiento tendrá que ser la ortodoncia. Otra consecuencia importante es la alteración que sufre el diente permanente que se está formando: desde defectos en el esmalte o en la forma, hasta incluso retraso/adelanto de la erupción.

(continuará)
 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies